Traje Típico

Cabe señalar que la pollera es un traje típico lujoso y bonito y tiene sus mejores confeccionistas en la Región de Azuero, principalmente, Santo Domingo, El Carate, San José de Las Tablas y Guararé. La pollera fue introducida por las mujeres españolas de la Época Colonial como prenda de vestir de diario, pero fue modificada al estilo istmeño y adaptada al clima tropical y a la belleza de la región. Los tembleques llamados así por el movimiento vibrante que surge al ritmo del baile, representan la riqueza de la flora y de la fauna de Panamá; sus mariposas y flores que posan en el jardín Panameño. Las joyas preciosas hechas por destacados orfebres del lugar, muestran la riqueza de oro encontrada por los españoles en el Istmo en esta época, y representan aspectos religiosos, del trabajo y las prendas de lucir de antaño que la mujer panameña solían usar. La Lapajuela es, por ejemplo, una pieza de oro muy conocida que acompaña a los tembleques, representa el puñal español que luego fue modificado por nuestra cultura.

La pollera montuna es más sencilla, y es conocida como el traje de trabajo, pues era usada como vestido de trabajo para la época.

El vestido para los hombres es sencillo. El de gala consiste en una camisa blanca llamada Camisilla, un pantalón negro de tela, una chácara y las chinelas que son calzados blancos y negros, además del sombrero pintao. El montuno consiste en una camisa de manta sucia llamada Coleta, un pantalón jeans, el sombrero de trabajo y las cutarras hechas de cuero curtido. Hay que destacar que en Tonosí se usa la camisa de gala llamada Tonosieña”.

El manito ocueño utiliza una prenda de vestir diferente que consiste en una camisa ancha con flecos y bordados, acompañada con un pantalón a media pierna terminado también con flecos y bordados, ambos hechos con telas de manta sucia. Este atuendo va acompañado de un bastón. La mujer viste una pollera blanca bien elaborada, un sombrero de paja y unas cintas de colores entrelazadas con el cabello o moño.

 

Autor: Irving Vergara