Reforestando por Azuero

Se llegó la época lluviosa en Azuero y junto a ella empezó nuestra jornada de reforestación. En este año 2018 hasta el mes de agosto, hemos realizado reforestaciones en 6 fincas entre julio y agosto.

Fig. 1. Jornada de reforestación finca aledaña a Venao junto a Soyuz Bilingual School, el 17 de agosto.

 

Fig. 2. La imagen muestra una planta de guanábana (Annona Muricata), sembrada durante la jornada de reforestación en Nuario, el 28 de agosto.
Las reforestaciones

En el Proyecto Ecológico Azuero, buscamos siempre los lugares más apartados, marginales, apartados de carreteras, y en sitios inclinados y pendientes para reforestar, dado que estos lugares suelen ser los menos aptos para actividad agropecuaria, y son muy importantes para reforestar para la protección de cuencas y vida silvestre. Nuestras reforestaciones fueron realizadas desde horas de la mañana 7:00 a.m. y se extendían hasta la 1:00 p.m., muchas bajo condiciones de difícil de acceso tanto en distancia como en obstáculos, la lluvia, suelo resbaladizo, pendientes y riachuelos, fueron una de las pocos retos para la realización de esta gratificante tarea para conservar la cobertura boscosa de la Península de Azuero.

 

 

 

 

 

Los Resultados

Hasta el momento del 2018, hemos sembrado un aproximado de 1644 plantones en las zonas de Nuario, Venao y Bajo Corral. Beneficiando a 6 productores de la zona, preservando el ecosistema de especies únicas en Azuero como el mono araña de Azuero (Ateles geoffroyi azuerensis), conservando las cuencas hidrográficas, mitigando el cambio climático, asegurando la sostenibilidad productiva de las fincas a futuro, y diversificando la producción de las fincas con deliciosas frutas y productos provenientes de los árboles.

 

Fig. 3. Ruth Metzel apoya a un joven de CADI Bilingual Academy en la siembra de un árbol en la jornada de reforestación en Nuario, el 17 de agosto.
El apoyo

Todas estas reforestaciones fueron posibles gracias al esfuerzo y entusiasmo de
diversas entidades e instituciones como: Soyuz Bilingual School, Colegio María Manuel Tejada Roca, C.A.D.I Bilingual Academy, Cuerpo de Paz, MEDUCA Herrera, ATP, Colegio Plinio Moscoso, Alcaldía de Pedasí, Restaurante La Maestra, U.P.M.A. Tonosí, Manada de Capitanes Las Minas, voluntarios y la comunidad de cada una de las diferentes áreas en las cuales reforestamos. Agradecemos al Prince Bernhard Nature Fund, Mohamed bin Zayed Species Conservation Fund y American Forests por su apoyo a este proyecto.

 

 

Fig. 4. Coordinador de Vivero Jairo Batista y Reforestador Edgar Medina transportan plantones a un sitio de reforestación cerca de Venao el 25 de julio.
¿Te interesa reforestar?

Si desea conocer más sobre el trabajo del Proyecto Ecológico Azuero puede seguirlo buscando @proecoazuero en Facebook, Twitter e Instagram. Para cualquier consulta al 995-2995; info@proecoazuero.org. Si desea apoyar a nuestro programa de reforestación puede comunicarse con nosotros, visitarnos a nuestra oficina en Pedasí o puede seguir esta página para realizar una donación: https://www.globalgiving.org/projects/support-riparian-reforestation-with-azuero-farmers/

 

Fig. 5. Participantes en una Jornada de reforestación en La Miel organizado por el Cuerpo de Paz, 28 de julio.

Los productores locales exploran las oportunidades de reforestar en Azuero

En la mañana del viernes 2 de Junio, en Proyecto Ecológico Azuero arrancó con los eventos de pre-reforestación para su Programa de Restauración de Cuencas del 2017. Cinco de los siete productores de Los Santos, participaron del evento. La agenda contó con varias actividades que proporcionaban información referente a la biodiversidad de Plantas y animales, evidencias físicas de procesos de reforestación, y los resultados de programas pasados, espacio de conversación para que los participantes del programa conversaran entre sí sobre sus incipientes esfuerzos de reforestación además preguntas y respuestas sobre el mantenimiento de parcelas de reforestación en Azuero.

Los participantes del programa se reunieron  con el personal de PEA  para una mañana de tomar café y comer pasteles en las oficinas de Pedasí, donde ellos vieron una presentación de los anteriores esfuerzos de reforestación en la Península de Azuero.  los esfuerzos actuales de reforestación nacional y recorrieron el vivero de árboles de PEA. Antes de visitar el área reforestada y observar en persona los resultados, esta presentación estableció una base sólida de comprensión. Los participantes hicieron preguntas sobre temas que van desde la Alianza Nacional por un Millón de Hectáreas, de la cual el Proyecto Ecológico Azuero es miembro, a especies arbóreas específicas que encontraron en el vivero, ajustando sus planes de reforestación para incorporar nuevas e interesantes especies descubiertas en PEA.

Después de la reunión en la oficina, el grupo volvió a reunirse cerca de la propiedades de Vernon Scholey para dar un recorrido por sus tierras reforestadas. El recorrido fue conducido a través de dos áreas distintas con diferentes patrones de crecimiento. Primero, el grupo caminó por las colinas donde los caballos pastaban entre los árboles jóvenes. Seguido, los participantes del programa se aventuraron dentro de la zona de maleza densa del bosque, donde los gritos de los monos podían oírse desde los árboles.  

Jairo Batista, coordinador del jardín orgánico y del vivero de árboles del PEA, describió expertamente los cambios resultado de la deforestación y el rejuvenecimiento de varias especies de plantas. Los participantes observaron cómo las especies nativas pueden desarrollarse con el tiempo, siendo testigos de cómo la biodiversidad agrega valor a una propiedad. Para los productores, el recorrido del desarrollo de la tierra planeado encendió ideas y preguntas sobre la viabilidad de implementación en sus propias tierras.

 

Los participantes pudieron expresar sus ideas, preguntas y preocupaciones en una reunión con el productor Scholey, quien se ha dedicado a la reforestación de sus tierras por muchos años, y fue capaz de plantear  preguntas y aclarar los procesos para los participantes interesados. Esta sesión de preguntas y respuestas es a la vez una conexión personal y un recurso informativo para reforestadores potenciales.

En la misma reunión, los participantes compartieron sus planes, motivos y esperanzas personales para reforestar sus tierras. Mostrando su participación comprometida con el programa, estos productores locales explicaron las especies que ellos esperan plantar, la utilidad de la nueva vida vegetal, y su preocupaciones humanitarias. Los árboles frutales eran los favoritos entre los participantes, y muchos expresaron sus deseos de proteger el ambiente y mitigar los efectos desastrosos del cambio climático reforestando sus tierras.  

El evento concluyó con un almuerzo y una gira de permacultura a los alrededores de Eco Venao. El recorrido de permacultura proporcionó una vista del uso de la tierra como compost de material orgánico y cómo regenerar especies nativas más jóvenes. Habiendo observado los diversos beneficios de la reforestación y manejo sostenible de la tierra, los participantes tienen mucho que considerar al ir de regreso a sus hogares.

 

El evento del viernes fue un precursor de la emocionante temporada de reforestación y rebrote de PEA que plantará alrededor de 5000 árboles a través de Los Santos en esta temporada de lluvias. Mano a mano con colaboradores y fuentes de apoyo como el Prince Bernhard Nature Fund, Mohamed bin Zayed Species Conservation Fund y American Forests, AEP sigue colaborando con miembros de la comunidad que están interesados en reforestar sus tierras. Si desea ver más árboles frutales nativos fuera de su ventana, está interesado en el manejo sostenible de la tierra, o simplemente tiene curiosidad por el compost, visite AEP. Sólo usted puede tomar la decisión de cambiar la forma en que gestionamos la tierra en la península. Pero nunca se siente que tiene que tomar esa decisión solo – AEP puede ayudar a sus próximos pasos hacia una vida sostenible!

Artículo y fotos de Sarah Metzel

 

¡Reforestemos nuestras cuencas azuerenses!

Aquí en el Proyecto Ecológico Azuero, hemos estado preparando para la época de siembra de plantones en junio-julio 2017. Este año, tenemos la meta de sembrar 4500 árboles nativos y frutales para expandir hábitat para el mono araña de Azuero y muchas otras especies de la vida silvestre local. A la vez, reforestar nuestras cuencas hidrográficas proveen beneficios concretos a ganaderos tales como evitar la erosión y mejorar la calidad de suelos, aumentar la calidad de agua, proveer frutas, proveer forraje y sombra para el ganado y cumplir con las leyes ambientales del país. Este año tenemos 7 participantes en el programa que reforestarán un área de más de 4 hectáreas, y buscamos expandir este programa en años futuros. Como miembro de la Alianza Por el Millón de Hectáreas desde diciembre de 2016, la cual es una iniciativa del Ministerio de Ambiente de Panamá para en unión con grupo organizador plantar un millón de hectáreas en los próximos 20 años, esperamos mostrar como la reforestación estratégica de bosques de galería con especies nativas y frutales puede servir para mejorar la vida de las comunidades y la biodiversidad aquí en la península. Agradecemos al Prince Bernhard Nature Fund, Mohamed bin Zayed Species Conservation Fund y American Forests por su apoyo a este programa.

¡Esta iniciativa necesita la ayuda de todos! A través del año, esta iniciativa va de la mano de una incansable búsqueda de voluntariados corporativos, estudiantiles, de asociaciones o individuales; con el mismo interés de hacer una diferencia en pro del medio Ambiente. Si tienes interés de participar en este programa, sea como dueño de finca participante, donante, u organizador de un grupo de voluntariado, por favor comunicate con nosotros al (507) 995-2995 o info@proecoazuero.org para más información.

Por: Gricel Garcia

El Árbol de Mes de Julio: El Nance (Byrsonima Crassifolia)

Nance in bloom ©Edwina von Gal
Nance in bloom ©Edwina von Gal

¡La temporada de Nance está aquí! Árboles de Nance son comunes de ver en el lado Pacífico de Panamá, donde florecen y fructifican de marzo a octubre. Nativo en las Américas, este árbol se puede encontrar desde México hasta Brasil. Aquí en Azuero, los frutos son más abundantes en agosto. Las flores son de un hermoso color amarillo dorado, y se vuelven de color naranja a medida que envejecen. Debido a flores y frutos similares, Nance a veces se confunde con  Byrsonima spicata, o Nancito, que es un árbol más grande con hojas más pequeñas. Las frutas amarillas son pequeñas 1-2 cm globosos y están llenos de antioxidantes, incluyendo vitaminas A y C. Si has viajado en Panamá, usted puede haber probado estas frutas en dulces como pesada de nance, un postre cremoso, en helado o chicha de nance, un jugo de frutas mezclado. El nance es una de esas frutas sobre que la gente tiene sentimientos fuertes-  lo encanta o lo odia.

Nance in bottles  © Anthony L. Mapp  Biomuseo.org
Nance in bottles
© Anthony L. Mapp
Biomuseo.org

Usted puede recoger los pequeños frutos de color amarillo, tanto del árbol, como del suelo, y la pulpa de los frutos se pueden extraer con la mano. Cuando se busca en el mercado, los frutos serán empaquetados en agua para mantenerlos frescos. El árbol también tiene propiedades medicinales, así que algunos utilizan la corteza hervida en té para curar la diarrea y la inflamación de la vejiga. La madera se utiliza para los pisos y carpintería, y también como leña.

Nance Flower © Edwina von Gal
Nance Flower © Edwina von Gal

El árbol crece entre 5 a 15 metros de altura, en las elevaciones bajas en los bosques tropicales secos. La corteza es de color gris oscuro y con fisuras. Esta especie es de hoja caduca, con hojas que se vuelven de color rojo antes de que caigan en la estación seca. El árbol de Nance es algo único en que puede prosperar en suelos pobres. Las plántulas crecen rápidamente, alcanzando 40 a 50 cm en tan sólo tres meses. Sin embargo, las semillas son difíciles de germinar, con sólo el 7% de la tasa de germinación sin tratamiento. Un método para mejorar la germinación es secar las semillas durante 15-20 días y luego bañarlos en primera, el agua caliente y luego fría. Una alternativa podría ser la de recolectar plantas germinadas naturalmente cerca de la base de un árbol y trasplantarlas a crecer en un invernadero.

Para obtener más información, visita a los enlaces de abajo, y antes de que termine la temporada, estar en la búsqueda de estos hermosos árboles y sus frutos sabrosos en los restaurantes y mercados de Panamá.

Obras Consultadas:

Carrasquilla R., Luis G., Árboles y Arbustos de Panamá, University of Panama, 2006.

Roman, Francisco et. al, Guia para Propagacion de 120 especies de arboles nativos de Panama y el Neotropico, Environmental Leadership and Training Initiative, 2012.

Ventocilla, Jorge, Luna de Nance, August 13, 2013, Biomuseo.org http://www.biomuseopanama.org/es/blog/luna-de-nance

El Árbol del Mes de Marzo: El Balsa (Ochroma Pyramidale)

El árbol del mes de marzo es el  balsa (Ochroma pyramidale), una especie pionera conocida por su rápido crecimiento y madera ligera.

Originaria de América, el  balsa se ??encuentra en toda la región, desde el sur de Brasil hasta México. Hoy en día, el  balsa se ??halla también en varias otras regiones tropicales y subtropicales del mundo. El balsa es un miembro de la familia Malvaceae, que también incluye el panamá (Sterculia apetala), el cuipo (Cavinillesia platanifolia) y la ceiba (Ceiba pentandra).

Un balsa pionero c. Guillermo Duran
Un balsa pionero c. Guillermo Duran

El balsa es conocido por crecer muy rápidamente–los árboles pueden alcanzar alturas de 30 metros en tan sólo 10 a 15 años. Debido a que el árbol crece tan rápidamente, la madera del balsa es extremadamente ligera, y es aún menos densa que el corcho. Pero a pesar de su aparente ligereza, la madera del balsa es relativamente fuerte, y se considera una madera comercial.

Siendo muy boyante (la densidad de la madera de balsa es una quinta parte de la densidad del agua), la madera de balsa es común en la construcción de cubiertas y cascos de barcos. También se utiliza con frecuencia en los laminados, en combinación con otros materiales reforzados para construir cosas como las turbinas de viento, pisos de automóviles, y las paletas de ping-pong. La madera de balsa es muy popular para la construcción de varios tipos de modelos de cosas, y se utiliza a menudo para hacer palitos de helados y otros productos desechables. Hoy en día, el 95% de la madera de balsa comercial se cultiva en Ecuador, gran parte de ella en plantaciones densas.

Hojas y flores del balsa c. Edwina von Gal
Hojas y flores del balsa c. Edwina von Gal

En Panamá, el árbol de balsa generalmente florece en el comienzo de la estación seca. Las grandes flores de color amarillo-blanco del  balsa se ??abren durante la noche, revelando pozos  de néctar que pueden contener más de una pulgada de profundidad. Una gran variedad de animales se alimentan del néctar de la flor del balsa, llevando el polen de un árbol a otro en el proceso. Los murciélagos, conocidos como nectarivoros nocturnos, se pensó una vez que eran los principales polinizadores del la balsa. Pero en los últimos años los investigadores han llegado a darse cuenta de que los murciélagos pueden jugar un papel pequeño en comparación con otros consumidores de néctar más prolíficos que visitan los árboles de balsa en todo el trópico, como los monos capuchinos, kinkajous y olingos. Para más información sobre el florecimiento del Ochroma y fotos de los muchos polinizadores invitados a la fiesta, vea esta publicación especial de National Geographic.

El fruto del árbol Ochroma es una vaina curvada y estriada con hasta 15 cm de longitud. Las vainas se abren para revelar un material algodónoso y esponjoso que rodea varias semillas pequeñas. Las semillas del  balsa se ??dispersan principalmente por el viento. La brisa arrastra las fibras suaves y pálidas, llevándolas a nuevos lugares.

Frutas del balsa, antes y despues de abrir c. Edwina von Gal
Frutas del balsa, antes y despues de abrir c. Edwina von Gal

Con sus grandes hojas palmeadas y lobuladas y su rápido crecimiento, el balsa es un pionero efectivo, a menudo una de las primeras especies en colonizar espacios sin árboles. Sus anchas hojas proporcionan sombra para las especies de crecimiento más lento que con el tiempo se elevan a una posición dominante en las secciones maduras del bosque. Estas especies de sucesión tardía ganan eventualmente a los que empiezan rápido como los Ochromae, que tienden a vivir sólo 30 o 40 años, un tiempo relativamente corto en el mundo de los árboles.

¡Salgan a mirar el balsa que todavía está en flor!

El Árbol del Mes de Febrero: Brosimum alicastrum

Con su multitud de usos, el árbol del mes de febrero, el Brosimum alicastrum, es quizás una de las especies más importantes de árboles nativos en Panamá. Conocido comúnmente como el berbá, el cacique o el ojoche, el Brosimum alicastrum se encuentra en el sur de México en los bosques subtropicales, en toda América Central, en el norte de América del Sur, y en algunas islas del Caribe (Cuba, Jamaica y Trinidad). Pero en Azuero, la población de Brosimum alicastrum está altamente amenazada. Hoy en día, parece que sólo los ancianos de la comunidad reconocen el nombre de este árbol importante y versátil.

El Brosimum alicastrum es un árbol con una increíble variedad de usos. Cada parte del árbol puede ser utilizado en una forma u otra. De hecho, el propio nombre Brosimum proviene de la palabra griega “brosimos,” que significa “comestible.”

IMG_8162 copy
El tronco de un Brosimum alicastrum cerca de Playa Venao c. Ryan Dibala

Tanto sus hojas y frutos sirven de alimento para la fauna nativa y la ganadería. El follaje del Brosimum se mantiene verde durante la estación seca, sirviendo como un excelente recurso para la alimentación de cabras, vacas, ovejas y cerdos. El ganado es especialmente aficionado al follaje del Brosimum, que es alto en proteínas. El Brosimum es también una de las fuentes de alimentos más importantes para el mono araña de Azuero, una especie en peligro crítico de extinción. Los frutos del árbol pueden representar hasta el 60 % de la dieta de estos animales, así que la preservación y la restauración de la población local de Brosimum es importante para la supervivencia de los monos araña.

Una variedad de alimentos se puede producir usando las semillas de la Brosimum alicastrum. Con el apoyo del Instituto de la Nuez Maya, grupos de mujeres en toda América Central han comenzado la recolección de las semillas, conocidas comúnmente como “nueces de Maya,” que son a menudo molidas en una harina que se utiliza para hacer panes, galletas, tortillas y mucho más. La nuez Maya también se puede utilizar para producir mermeladas e incluso un tipo de café. En los últimos años, miles de árboles de Brosimum se han plantado para la producción de alimentos en América Central. Las nueces mayas, que son ricas en proteínas, vitaminas B, minerales y antioxidantes, se utilizan en los almuerzos escolares en Guatemala.

The "maya nut" c. Encyclopedia of Life
La “nuez maya” c. Encyclopedia of Life

Al igual que otros árboles en la familia Moraceae, como los higos y la morera, el Brosimum produce frutos varias veces en el transcurso del año. Esta fructificación frecuente proporciona una ventaja evolutiva para el Brosimum, lo que permite que se propague y se reproduzcan durante partes del año cuando hay poca competencia de otros árboles frutales. Gracias a la frutificación escalonada del árbol, los frutos y semillas de Brosimum son fuentes de alimentos de fiables para las personas y para la vida silvestre.

La madera procedente del Brosimum alicastrum es de alta calidad, siendo utilizada para la construcción en general, gabinetes, sillas, platos decorativos, mesas, suelos domésticos y muebles finos. Con precios cerca de $ 3.25/pie tablar en los Estados Unidos, el tallo es una de las principales amenazas a la especie ya en peligro de extinción.

Las hojas distintas del Brosimum c. Ryan Dibala
Las hojas distintas del Brosimum c. Ryan Dibala

Los esfuerzos de restauración se han visto obstaculizados por la naturaleza recalcitrante de las semillas de Brosimum alicastrum. Las semillas no sobreviven los procesos de secar y de almacenar en frío y no se pueden almacenar con eficacia durante largos períodos de tiempo. Como tal, las plántulas jóvenes deben recolectarse en zonas de regeneración natural y se almacenan en bolsas de plantación para su uso posterior.

El Árbol del Mes de Diciembre: Podocarpus guatemalensis

En muchas partes del mundo, la Navidad no está completa sin el árbol de Navidad de la familia, tradicionalmente algún tipo de pino, abeto o pícea. Y así, en el espíritu de las Navidades, hemos elegido para el árbol del mes diciembre el Podocarpus guatemalensis, una conífera nativa de los neotrópicos, y uno de las pocas especies de coníferas que se encuentran en ambientes húmedos a baja altitud.

Screen Shot 2013-12-02 at 12.12.32 PM
A Podocarpus guatemalensis sapling c. INBio

El Podocarpus se encuentra comúnmente en todo Centro y Sur América, desde Ecuador en el sur hasta los estados de Oaxaca y Veracruz en México. El árbol es conocido por ser abundante en ciertos lugares de la Isla Coiba, una isla en la costa Pacifica Panameña.

Podocarpus guatemalensis prospera en una variedad de entornos diferentes. Se ha sabido que el árbol crece en el tipo de vegetación de sabana en elevaciones más bajas, a donde se encuentra junto con otras especies de pino como Pinus caribeae. También se encuentra en la selva tropical, donde tiene éxito como un árbol de gran altura y copa estrecha.

El tronco del Podocarpus guatemalensis c. Rolando Pérez
El tronco del Podocarpus guatemalensis c. Rolando Pérez

El Podocarpus guatemalensis puede llegar a ser muy alto, alcanzando alturas de 30 metros. Su tronco es de color marrón rojizo, de apariencia similar a la del madroño (Calycophyllum candidissimum).

Las hojas del Podocarpus guatemalensis son simples y alternas en su posición y de forma lanceolada (puntiagudos en los dos extremos). Las hojas son largas y delgadas, generalmente entre 6 y 10 centímetros de longitud. Al igual que todas las coníferas, es gimnospermas, y produce sus semillas en conos en vez de en una fruta . Las semillas de la Podocarpus guatemalensis son pequeñas, no más de 1 centímetro de longitud, y de forma elíptica.

77475_orig
Hojas del Podocarpus guatemalensis c. Reinaldo Aguilar

Podocarpus guatemalensis se encuentra en muchas de las nueve provincias de Panamá, aunque en 2008 fue listado en peligro de extinción por la ANAM, la Autoridad Nacional del Ambiente. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), las amenazas a la especie en su conjunto son relativamente mínimas. Al igual que muchos otros árboles, el Podocarpus está disminuyendo en algunas regiones debido al aumento de la tala y la expansión agrícola.

podocarpus
Happy Holidays!

 

El Árbol del Mes de Noviembre: El Árbol Panamá

El árbol nacional de Panamá, Sterculia apetala, conocido simplemente como el árbol Panamá, es un árbol alto y recto impresionante por su tronco liso y vertical. Existen varias explicaciones del origen del nombre “Panamá,” pero la mayoría coincide que el nombre tiene sus raíces en una o varias de las lenguas indígenas que se hablaban en la región durante el siglo 16. El árbol de Panamá fue reconocido oficialmente como el árbol nacional de la República de Panamá en 1969.

Un árbol Panamá cerca de Playa Venao c. Edwina von Gal

Una vez considerado un miembro de la familia Sterculiaceae, el árbol de Panamá recientemente fue reclasificado como una parte de la familia Malvaceae. En el bosque, el árbol a menudo se encuentra asociado con especies como el carate (Bursera simaruba) y el corotú (Enterolobium cyclocarpum).

Encontrado en toda América Central y en la parte norte de América del Sur, el árbol de Panamá es muy adaptable, creciendo tanto en las carreteras como en potreros, en pendientes como en tierras planas, así como en las zonas secas o en áreas con mal drenaje. Los árboles alcanzan su máximo potencial a lo largo de los ríos, a pesar de que también crecen muy bien en zonas secas. El árbol de Panamá también es adaptable a una variedad de diferentes tipos de suelo, aunque prefiere suelos de color rojo oscuro o negro con un contenido sustancial de arcilla.

Hojas del árbol Panamá c. Edwina von Gal

Debido a su adaptabilidad, el árbol de Panamá se puede utilizar con eficacia para los proyectos de reforestación, control de la erosión, y para la restauración de zonas ribereñas o costeras . El árbol proporciona una excelente sombra, y por lo tanto es eficaz como parte de una cerca viva o como un árbol ornamental en los espacios urbanos. El árbol de Panamá también puede ser una especie útil para los que deseen crear barreras contra el viento.

En la peninsula de Azuero, el árbol Panamá florece durante el verano (diciembre – abril). Sus flores, de color amarillo ligero con bordes morados o rojos, se consideran importantes fuentes de materia prima para la miel. Las abejas visitan con frecuencia sus flores para recoger el néctar y luego convertirlo en miel.

Flowers of the Panama tree c. Carlos Navarro

Las flores y los frutos de los árboles atraen a una amplia variedad de  animales aparte de las abejas, como ardillas, aves y monos. Los frutos tiene forma de corazón y son huecos y con pocas semillas, y se abren mientras están todavía unidos a las ramas del árbol. Las semillas se recogen mejor justo después que los frutos se abran. La mayoría de las semillas quedan unidas a las mitades interiores de las frutas abiertas, donde son fácilmente visibles. Los insectos devoran rápidamente las semillas que caen al suelo.

El árbol de Panamá puede ser propagado a partir de semillas o mediante la siembra de estacas. Sin embargo, las bajas tasas de germinación dificultan la propagación por semilla.

Las semillas del árbol de Panamá tienen una amplia variedad de usos . La semilla en sí es comestible, y se puede comer cruda o cocida. Cuando la semilla es tostada tiene un sabor parecido a nuez. Las semillas molidas del árbol Panamá se usan como saborizante en el chocolate.

Las semillas y los frutos huecos del árbol Panamá c. Edwina von Gal

Las semillas del árbol de Panamá tienen un alto contenido de aceite y almidón, y el aceite de las semillas se utiliza como ingrediente en jabones y como lubricante para maquinaria fina.

Diversas partes del árbol de Panamá son importantes en la medicina tradicional. Se dice que una infusión hecha a partir de las hojas y la corteza es útil en el tratamiento de los resfriados . Un té hecho de las flores se utiliza para tratar la tos y el insomnio, y el té hecho de las hojas se usa para tratar el reumatismo.

La madera ligera del árbol de Panamá , aunque no dura mucho, a veces se utiliza para la fabricación de muebles, embalaje, e incluso canoas.

Estudiantes en el Azuero Participan en la Eco-Feria del Mono Araña

Durante la semana pasada, el equipo del Proyecto Ecológico Azuero otra vez cargó sus carros y salió a la carretera, visitando 4 escuelas locales en igual número de días para enseñar a los estudiantes locales sobre la importancia de la conservación del medio ambiente como parte de la Eco-Feria anual del mono araña.

Estudiantes juegan El Bosque de la Suerte c. Ryan Dibala

A partir de octubre 21-25, en la cuarta edición de la iniciativa, los miembros de PEA visitaron escuelas primarias en Valleriquito, Oria Arriba, Los Asientos, y Nuario. Los estudiantes de las escuelas exploraron la importancia de conservar las áreas forestales y de proteger el hábitat del amenazado mono araña de Azuero, jugando una serie de juegos educativos, entre ellos:

  • Relevo Animal – Un juego de adivinanzas donde los jugadores aprenden a describir las características de las especies de la fauna local .
  • Mono Twister – Un juego donde los participantes hacen su mejor imitación del mono araña, aprendiendo sobre especies importantes de árboles frutales mientras tratan de no caer en un bosque que se achica más y más
  • El Bosque de la Suerte – Una versión de rampas y escaleras que explora cómo la deforestación y el restauración del ambiente afectan a la vida silvestre.
  • El Cazador – Un juego animado en que los estudiantes recogen tantas frutas como sea posible, mientras evaden al cazador que acecha a su hábitat forestal reducido
Recogiendo frutas en mono twister c. Ryan Dibala

En cada juego, los estudiantes aprenden cómo la deforestación afecta al medio ambiente y pone en peligro la subsistencia del mono araña de Azuero. Personal de PEA y voluntarios animan a los estudiantes a identificar los animales locales y las especies nativas de árboles y a considerar lo que ocurre con el mono araña de Azuero cuando su hábitat se vuelve más o menos fragmentado (por ejemplo, cuando alguien planta árboles para evitar la erosión o corta árboles para ampliar su potrero). Como parte del proceso, los estudiantes también aprenden cómo podemos ayudar a conservar importantes ecosistemas locales y hábitats de la vida silvestre.

Empezando con el mural en Oria Arriba c. Ruth Metzel

Este año, por la primera vez, los estudiantes también tuvieron la oportunidad de poner algunas de sus ideas sobre la restauración del medio ambiente en la práctica. El PEA proveyó fertilizante orgánico bocashi y docenas de plantulas, y estudiantes en cada escuela plantaron sus propios árboles, aprendiendo como cavar huecos, añadir fertilizantes orgánicos, y colocar correctamente las raíces de los arbolitos. Los estudiantes también aprendieron sobre la importancia de las especies nativas de árboles, con la plantación de variedades importantes como caoba nacional (Swietenia macrophylla), guabito cansaboca (Inga punctata), macano (Diphysa americana), cocobolo (Dalbergia retusa), laurel (Cordia alliodora), guanábana (Annona muricata), caimito (Chrysophyllum cainito), y el guayacán  (Tabebuia guayacan).

Sembrando arbolitos con cuidado en Nuario c. Juan Clay

Como parte de la iniciativa, PEA también organizó la proyección de películas por la noche en cada una de las escuelas, invitando a los padres y miembros de la comunidad para aprender sobre lo que hace el PEA y para mostrar lo que sus alumnos habían aprendido durante el día de actividades. Despues, se presentó la pelicula Fern Gully: The Last Rainforest. En la pelicula de 1992, un leñador se da cuenta del error de su camino, y ayuda a los animales de la selva a proteger su casa de una maléfica máquina devoradora de madera.

Para obtener más información sobre la Iniciativa Educativa del Mono Araña y otras oportunidades de educación, véase Educación.

 

El Árbol del Mes de Octubre: Ceiba Pentandra

Conocido por los hablantes de inglés como el “kapok” y por los hispanohablantes como la ceiba, o el bongo, la Ceiba pentandra es un árbol de hoja caduca y de gran altura, nativo de la península de Azuero.

Perteneciente a la familia Malvaceae, la Ceiba pentandra cuenta con un número de otras especies de árboles nativos de Azuero como miembros de su familia, incluyendo el barrigón (Psuedobombax septenatum), el cuipo (Cavanillesia platanifolia), el cedro espino (Pachira quinata) y el balsa (Ochroma pyramidale ) .

La Ceiba es reconocida por su gran altura y su base reforzada que proporciona apoyo estructural adicional. Al igual que su hermano, el cedro espino, la Ceiba frequentemente produce espinas en su tronco para disuadir a los mamíferos intrépidos de la alimentación de  su corteza o de las hojas del árbol. Las hojas de la Ceiba son ellas mismas distintivas, siendo digitadamente compuestas, con 5-8 folíolos que irradian desde un único punto, en la forma de una mano.

La base reforzada de la Ceiba c. National Parks of Singapore

Cuando florece la Ceiba, es un evento culinario importante, y el menú atrae a una clientela diversa. Cada Ceiba puede producir hasta 200 litros de néctar en cada temporada, y las flores son visitadas día y noche por una amplia gama de animales. Comensales nocturnos incluyen murciélagos, monos, marsupiales, mariposas y polillas, y en las horas del día son por lo general el dominio de abejas, avispas, y colibríes.

Aunque las flores de la Ceiba son hermafroditas, un sistema de seguridad interno evita que el árbol se polinize a si mismo y produzca descendencia de baja calidad genética. Como tal, los árboles dependen de actores externos para transportar el polen. Los murciélagos son polinizadores particularmente importantes para la Ceiba. Los estudios de paternidad de árboles de Ceiba a orillas del río Amazonas han descubierto considerable mezcla genética entre los árboles en ambos lados del río. Los científicos determinaron que los murciélagos eran los responsables de las polinizaciones de larga distancia, con los mamíferos voladores moviendo el polen más de 2 kilómetros de ida y vuelta entre las riberas del río.

Las flores de la Ceiba c. Wikimedia Commons

En Panamá, florece el Ceiba pentandra entre noviembre y marzo, pasando a formar frutas verdes y oblongos en el extremo de las ramas . Los árboles pueden producir entre 500 y 4000 frutos, que se secan al sol y se abren para revelar cientos de semillas individuales rodeadoas por manojos de fibras algodonosas. Con el primer viento fuerte, las fibras suaves echan a volar, llevándose las semillas a nuevos locales. Gracias a su sistema eficaz de dispersión por viento, la Ceiba es a menudo uno de los primeros árboles de colonizar las áreas abiertas de los bosques.

Las fibras algodonosas ayudan a las semillas volar con el viento c. Digital Musings

La alta tasa de germinación de las semillas de la Ceiba (71% con semillas naturales) permite que el árbol sea relativamente fácil de cultivar en los viveros. Plántulas protegidas crecen rápidamente, con árboles jóvenes alcanzando 40 centímetros en tan sólo 3 meses. Árboles de Ceiba maduros suelen ser algunos de los más altos de cualquier bosque, creciendo hasta 13 pies por año y regularmente alcanzando alturas de 50 metros. Uno de los árboles más altos de América Central es una Ceiba que se encuentra en la Península de Osa en Costa Rica que tiene más de 80 metros de altura.

La corona impresionante de la Ceiba sobrepasa lo demás c. Reinaldo Aguilar

La Ceiba pentandra crece en zonas de baja elevación en África Occidental y a través de América Central y del Sur. Se encuentra tan al norte como en México y tan al sur como en Bolivia. Es un árbol de gran importancia cultural para muchos pueblos de estas regiones.

Para los mayas, la Ceiba pentandra es el árbol de la vida. Los mayas dicen que las raíces de la Ceiba penetran al inframundo y que las ramas se extienden hacia el cielo.

Hojas de la Ceiba pentandra c. Carlos Navarro

En Trinidad y Tobago, “El Castillo del Diablo” es un Ceiba pentandra particular que crece en lo profundo de la selva, donde se dice que el demonio de la muerte reside. El folklore habla de un carpintero que talló siete salas en el interior del árbol y engañó al demonio Bazil al entrar. La leyenda cuenta que Bazil reside en el árbol hasta nuestros días.

En América del Sur, los indios Huaorani dicen que el río Amazonas nace del tronco lleno de agua de un gigante caído Ceiba pentandra.

En África occidental, la Ceiba es conocida por los senegaléses como el “árbol de las palabras.” En un centro de salud particular, en Senegal, los enfermos suelen acercarse a las raíces de una Ceiba cercana para hablar de sus problemas.

__________________________________________________________________________________________

Para leer otros cuentos folklóricos de la Ceiba y de otros árboles neotropicos, haga click aquí.

Para ver fotos de alta calidad de las flores, frutas, hojas, y semillas de la Ceiba, haga click aquí.