El caso para la reforestación

Por Michael Salama

Jovenes reforestandos

Aquí en la provincia de Los Santos, Panamá no se necesita mucho para ver que la agricultura y el pastoreo dominan el paisaje, la economía y la cultura regionales. Una vista aérea de la provincia podría hacer creer que las colinas ondulante Toscanaesco de la península de Azuero siempre han sido definidas por ecosistemas pastosos y sin árboles. Sin embargo, durante 12 mil años, los humanos han habitado y deforestado el paisaje natural, y en las épocas coloniales y poscoloniales (principalmente en el siglo XX) las hábitats boscosas de Azuero fueron casi aniquilados y convertidos en campos cultivados y pastos para el ganado de hoy; en la época precolombina, Pedasí fue casi totalmente cubierto por una bioma llamado bosque seco neotropical . Desde el siglo XVI, el paisaje de Azuero ha sido alterado drásticamente, con alrededor del 90 por ciento de bosque seco tropical reducido, quemado, o de otra manera convertido en tierra de pastoreo. Hoy en día, los hábitats del bosque seco tropical en Pedasí están muy fragmentados y son bastante escasos, así que el bosque seco existente es el ecosistema tropical más amenazado del mundo, aunque también es uno de los menos conocidos. La poca forestal que queda es en gran parte franjas delgadas y degradadas de linaje ribereño, divisiones de propiedad y cercas naturales para el ganado (Griscom et al 2010). Aún así, junto con muchos servicios ecosistémicos valiosos, estos parches proporcionan un hábitat crítico para las muchas especies endémicas y amenazadas en la región y, por lo tanto, tienen un inmenso valor ecológico para la biodiversidad que sustentan.

¿Qué es el bosque seco tropical?

Un tipo de hábitat, el bosque seco tropical y subtropical están caracterizados por el World Wide Fund for Nature (WWF) como bosques predominantemente de hoja caduca con temperaturas altas todo el año y una estación de sequía muy larga. Usualmente, albergan grandes niveles de biodiversidad, pero no tanto como sus equivalentes húmedos, y son muy sensibles a las perturbaciones. La mayoría del bosque seco tropical en el mundo ocurre en la región neotrópica, con tramos grandes en el arco seco de América Central (que incluye la península Azuero), la Gran Chaco de Argentina, Paraguay y Bolivia, y las islas caribeñas.

En 2017, Pro Eco Azuero inició su Programa de Reforestación de Cuencas, una campaña para crear un mosaico reforestado de bosque seco tropical en la península de Azuero. Utilizando el análisis del sistema de información geográfica (SIG), determinamos áreas críticas para la reforestación estratégica, para asegurarnos de que los esfuerzos resulten en el máximo rendimiento ecológico. Por ejemplo, es más valioso reforestar corredores estrechos que conectan áreas fragmentadas de árboles, para permitir el paso seguro de la vida silvestre de un parche a otro, que reforestar parches aislados más grandes. Nuestra estrategia, informada por SIG, es reforestar un tramo de 80 kilómetros de longitud a lo largo de la cuenca del río Oria, cruzando ocho fincas y tres distritos de la provincia de Los Santos (ver el mapa abajo). Para alcanzar este objetivo, y debido al hecho de que la gran mayoría de las tierras en Azuero son agrícolas o de pastoreo de propiedad privada, la Fundación Pro Eco Azuero ha estado desarrollando iniciativas de participación social en ocho comunidades rurales durante la última década. Estas iniciativas, a través de la educación, han enfatizado la importancia de restaurar el bosque seco tropical, la calidad del agua y la conectividad del hábitat, así como la diversificación de la producción de tierras cultivadas. La campaña de información, que también está implementada con un currículo del medio ambiente en las escuelas locales, está atrayendo la participación de los miembros de la comunidad y tiene un profundo impacto en cómo los ciudadanos rurales observan y aprovechan los efectos positivos de la reforestación.

Mapa

La semana pasada marcó el inicio de la temporada de siembra, que dura hasta junio y julio , después de meses de planificación y trabajo con los propietarios que albergan los sitios de reforestación. Grupos de estudiantes, voluntarios, trabajadores de Pro Eco Azuero y productores llegan a los campos a diario para restaurar la cobertura de bosque seco en zonas ribereñas privadas a lo largo de la cuenca del río Oria.

El bosque seco tropical de Azuero alberga una gran cantidad de especies endémicas, como el mono araña de Azuero y el perico carato de Azuero, ambos muy amenazados. El mono araña de Azuero está actualmente en peligro crítico de extinción, intentando sobrevivir en áreas pequeñas, aisladas y continuamente más raras de bosque seco. Debido a la falta de recursos financieros, los datos del censo de estas especies en peligro de extinción son escasos, aunque sabemos que la destrucción constante de su único hábitat viable reduce significativamente sus posibilidades de supervivencia.

Al preservar el hábitat existente y reforestar para producir un mosaico más grande y conectado, podemos aumentar las poblaciones de monos araña de Azuero, lo que a su vez acelerará la regeneración de los bosques; este mono es un dispersor de semillas particularmente bueno que puede tragar y distribuir semillas que otros animales no pueden. La cubierta de bosque seco tropical está amenazada no sólo por la deforestación, sino también los impactos del cambio climático están poniendo en riesgo el paisaje, la biodiversidad y las personas que sustenta. El clima de la región es de sabana tropical, con veranos húmedos e inviernos secos, que generalmente reciben un total de aproximadamente 1700 mm de lluvia por año. Recientemente, las temporadas de sequía han sido más largas e intensas; en 2015, Pedasí solo vio 578 mm de lluvia, lo que provocó la muerte de 700 cabezas de ganado, y en 2016 solo 1114 mm (Dibala 2021). Las comunidades locales se están volviendo más dependientes del agua embotellada debido a esta escasez de agua.

Los efectos de la reforestación no solo son beneficiosos para la biodiversidad ecológica; se ha demostrado que el restablecimiento de la cobertura arbórea en los pastos rurales brinda servicios ecosistémicos de gran valor para quienes poseen y gestionan la tierra. Los árboles dentro de los pastos pueden prevenir la erosión del suelo y mejorar la calidad de las cuencas hidrográficas al reducir la escorrentía de sedimentos y nutrientes (Griscom et al. 2021). Quizás lo más importante para los ganaderos de Azuero es que la presencia de árboles en las tierras de pastoreo —una práctica agroforestal llamada silvopastoreo— puede mejorar significativamente la salud del ganado durante la estación seca. Durante el período seco de cinco meses, el ganado en los pastizales abiertos de Azuero a menudo se desnutre hasta el punto de perder peso y tal vez morir, debido al estrés térmico y a la falta de forrajes ricos en nutrientes (Vega y Vergara 2015). El silvopastoreo, que se logra mediante los proyectos de reforestación de Pro Eco Azuero, tiene el potencial comprobado de reducir este estrés térmico, aumentar la diversidad y disponibilidad de forrajes y mejorar la biodiversidad en general (Galindo et al. 2013). Un estudio de dos años sobre el impacto del silvopastoreo en los pastos de Azuero durante la estación seca mostró que el valor nutritivo de los pastos forrajeros mejoró a medida que aumentaba la cobertura arbórea, y el forraje en pastizales moderadamente y densamente arbolados exhibía niveles más altos de proteína cruda que el forraje en pastos sin árboles (Griscom et al. 2021).

jovenes reforestandos

Aunque puede ser difícil para los productores reconocer la rentabilidad a largo plazo de mantener árboles en sus pastizales, la combinación deliberada de cobertura forestal y forraje para el ganado puede mejorar significativamente la salud del ganado y reducir los costosos impactos de la sequía invernal. Pro Eco Azuero trabaja continuamente con estos productores para educar sobre los beneficios de la reforestación y aumentar la participación local.

Con estos beneficios en cuenta, la iniciativa de reforestación de Pro Eco Azuero ofrece a los propietarios de tierras que eligen reforestar partes de sus tierras lo siguiente:

  • Plantones autóctonos y frutales seleccionados por el productor (incluidas las variedades maderables), así como mano de obra y abono orgánico para la siembra de estos plantones.
  • Materiales para cerca (alambre y clips)
  • Cinco años de soporte técnico y acceso a una red de contactos para controlar la salud y la supervivencia de los árboles jóvenes
  • Pruebas de muestreos de suelos y informes de reforestación
  • Asistencia con los trámites para el registro de la plantación , incluido el certificado de plantación con Fundación Pro Eco Azuero.
  • Un proceso de reforestación de trabajar atentamente con el productor y ofrecer beneficios productivos futuros, aumentando el valor de la finca.

En nuestro año piloto de reforestación, 2017, reforestamos 5000 árboles y más de cuatro hectáreas de especies autóctonas del bosque seco, conectando diez parches de cobertura arbórea para proteger a animales como el mono araña de Azuero. Un número creciente de productores vienen a trabajar con nuestra organización a medida que nuestra red de contactos y terratenientes se expanda. Gradualmente, la comunidad está optando por una mayor implicación en causas ambientales como la reforestación de tierras agrícolas rurales, posiblemente como resultado de nuestras campañas educativas.

colaboradores

Sin embargo, debido a los escasos fondos para la reforestación, sólo somos capaces de trabajar con aproximadamente el 20 por ciento de los productores que se acercan a la organización y desean reforestar las zonas de ribera de sus fincas.

Al entrar en una nueva temporada de la reforestación, la colaboración con empresas e individuos que están dispuestos a contribuir a nuestras iniciativas medioambientales será clave para la expansión de nuestro proyecto de restauración. Un mayor acceso a los recursos financieros es fundamental para ampliar nuestra capacidad de reforestar cinco parcelas ribereñas más con especies nativas y frutales en ocho fincas ganaderas en el corredor ecológico objetivo. A un costo actual de aproximadamente $5USD por árbol, lograr nuestra meta de reforestar el corredor del río Oria será difícil y costoso; utilizamos una densidad de reforestación estándar de 1111 árboles por hectárea (una métrica que ha sido probada con éxito por empresas madereras e instituciones como el Smithsonian). Las empresas privadas, especialmente aquellas con programas corporativos sociales y ambientales, se comprometen cada vez más con la preservación y restauración de ambientes amenazados como el bosque seco tropical de Azuero y con la lucha contra el cambio climático. En Panamá, debemos enfocarnos en reforestar nuestros ecosistemas más vulnerables, que son críticos para la transición a una economía baja en carbono y para construir resiliencia en las comunidades más expuestas a los efectos del cambio climático . Nuestro programa de reforestación es una forma estratégica y eficaz de proteger la biodiversidad, restaurar ecosistemas frágiles y en desaparición y compensar la creciente huella de carbono que provoca la expansión económica insostenible en todo el mundo. Pero somos capaces de hacerlo solos. Con la ayuda de empresas, voluntarios y personas alrededor del mundo, esperamos que esta iniciativa apoye a Panamá en lograr de sus objetivos ambientales al restaurar una de las áreas más secas, susceptible y menos conocidas del país para promover un futuro resiliente para la región.

¿Quiere ayudar? Póngase en contacto con nosotros:

Toda pregunta sobre cartas de reconocimiento de donaciones, impuestos, pagos o donaciones por favor dirigirse a Sandra a la dirección: sandra@proecoazuero.org


Fuentes:

  • Griscom, Heather & Connelly, A. & Ashton, Mark & Wishnie, M. & Deago, J.. (2011). The Structure and Composition of a Tropical Dry Forest Landscape After Land Clearance; Azuero Peninsula, Panama. Journal of Sustainable Forestry. 30. 756-774. 10.1080/10549811.2011.571589.
  • Vega E, Vergara Y (2015) Ganaderos en Los Santos preocupados por muerte de 1800 reses. In: TVN Not. https://www.tvn-2.com/nacionales/provincias/Ganaderos-Santos-preocupados-muerte-reses_0_4276072453.html. Accessed 12 Apr 2019
  • Galindo F, Olea R, Suzán G (2013) Animal Welfare and Control. In: international workshop on farm animal welfare. Sao Paolo, SP Brazil. pp 159–166
  • Jose S, Dollinger J (2019) Silvopasture: a sustainable livestock production system. Agrofor Syst 93:1–9. https://doi.org/10.1007/s10457-019-00366-8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *