Árbol de Mes: Copaifera aromatica

Copaifera aromatica (Cabimo, Camíbar)

¿Ha Ud.  paseado por un camino bordeado de árboles donde sus sentidos  se abruman con el aroma de la bosque? Muchos árboles tienen frutas y flores con olores distintivos, pero pocos tienen en la corteza que en sí  un notable olor. El Cabimo o Camíbar (nombre científico: Copaifera aromatica) es una planta endémica de Panamá, Costa Rica y Nicaragua. Crece rápido y llega a medir de 30 a 35 metros de alto. La corteza es de color marrón rojizo y se caracteriza por ser aromática. Es perennifolio, lo que significa que produce hojas todo el año. Produce hojas compuestas, flores blancas a blanco-crema cerca de 0,3 cm de largo y una legumbre de fruto, que madurece desde finales de noviembre hasta abril y mayo. Sus hojas son alternas y paripinnadas, con 8 a 12 folíolos alternos, de 2,5 a 9 cm de longitud y de 1,5 a 3,5 cm de ancho.

© Guillermo Duran
Copaifera aromatica © Guillermo Duran

Las flores de este árbol son apétalas y florecen entre junio y octubre. Los frutos son de color anaranjado rojizo, tornándose negros posteriormente. Por su hermoso follaje, este árbol es utilizado para adornar y para dar sombra. Además de sus propiedades aromáticas, también posee propiedades medicinales y se puede usar para tratar “gusaneras” en animales domésticos. Entre los Guna Yala, las hojas y la corteza son empleadas en baños para tratar dolores de cabeza.

La madera del árbol es relativamente suave y pesada y exhibe una diferencia importante entre el color de la madera de la savia y la del corazón. Esta es usada en construcción interior,  carpintería y con ella se pueden hacer pisos, muebles, cercas, ferrovías y mangos de herramientas. La corteza del árbol, por su parte, contiene resinas aceitosas usadas para fabricar barniz. Debido a estos usos, la resina de estos árboles tiene un alto valor comercial.

 © Guillermo Duran
Hojas de Cabimo© Guillermo Duran

Las semillas tienen dimensiones de 13 a 28 mm de largo, de 9 a 17 mm de ancho y de 3 a 12 mm de grueso. Generalmente, la especie se reproduce a través de estas semillas. En el año 1993, La Academia Nacional de Ciencias de Costa Rica condujo un experimento que resultó en un índice de germinación del 85% cuando las semillas se sumergieron en agua de chorro por 24 horas.

Según el Instituto Nacional de Biodiversidad de Costa Rica, el Cabimo es una especie amenazada, lo cual significa que es muy escasa y explotada, con un alto riesgo de pasar a la categoría en peligro de extinción. Si tiene interés en reforestar con Cabimo, contacténos aqui. 

 

Si deseas leer más sobre esta planta, consulta:

Condit, Richard; Pérez, Rolando; Daguerre, Nefertaris; Trees of Panama and Costa Rica, Princeton University Press. 2011

Carrasquilla R., Luis G.; Árboles y Arbustos de Panamá (Trees and Shrubs of Panama), Novo Art, S.A. 2008

Marín, W.A; Flores, E.M; Copaifera aromatica Dwyer; Escuela de Biología, Universidad de Costa Rica, Academia nacional de Ciencias de Costa Rica. 1975.

Azuero Earth Project Plant Database 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.