El Árbol del Mes de Febrero: Brosimum alicastrum

Con su multitud de usos, el árbol del mes de febrero, el Brosimum alicastrum, es quizás una de las especies más importantes de árboles nativos en Panamá. Conocido comúnmente como el berbá, el cacique o el ojoche, el Brosimum alicastrum se encuentra en el sur de México en los bosques subtropicales, en toda América Central, en el norte de América del Sur, y en algunas islas del Caribe (Cuba, Jamaica y Trinidad). Pero en Azuero, la población de Brosimum alicastrum está altamente amenazada. Hoy en día, parece que sólo los ancianos de la comunidad reconocen el nombre de este árbol importante y versátil.

El Brosimum alicastrum es un árbol con una increíble variedad de usos. Cada parte del árbol puede ser utilizado en una forma u otra. De hecho, el propio nombre Brosimum proviene de la palabra griega «brosimos,» que significa «comestible.”

IMG_8162 copy
El tronco de un Brosimum alicastrum cerca de Playa Venao c. Ryan Dibala

Tanto sus hojas y frutos sirven de alimento para la fauna nativa y la ganadería. El follaje del Brosimum se mantiene verde durante la estación seca, sirviendo como un excelente recurso para la alimentación de cabras, vacas, ovejas y cerdos. El ganado es especialmente aficionado al follaje del Brosimum, que es alto en proteínas. El Brosimum es también una de las fuentes de alimentos más importantes para el mono araña de Azuero, una especie en peligro crítico de extinción. Los frutos del árbol pueden representar hasta el 60 % de la dieta de estos animales, así que la preservación y la restauración de la población local de Brosimum es importante para la supervivencia de los monos araña.

Una variedad de alimentos se puede producir usando las semillas de la Brosimum alicastrum. Con el apoyo del Instituto de la Nuez Maya, grupos de mujeres en toda América Central han comenzado la recolección de las semillas, conocidas comúnmente como «nueces de Maya,” que son a menudo molidas en una harina que se utiliza para hacer panes, galletas, tortillas y mucho más. La nuez Maya también se puede utilizar para producir mermeladas e incluso un tipo de café. En los últimos años, miles de árboles de Brosimum se han plantado para la producción de alimentos en América Central. Las nueces mayas, que son ricas en proteínas, vitaminas B, minerales y antioxidantes, se utilizan en los almuerzos escolares en Guatemala.

The "maya nut" c. Encyclopedia of Life
La «nuez maya» c. Encyclopedia of Life

Al igual que otros árboles en la familia Moraceae, como los higos y la morera, el Brosimum produce frutos varias veces en el transcurso del año. Esta fructificación frecuente proporciona una ventaja evolutiva para el Brosimum, lo que permite que se propague y se reproduzcan durante partes del año cuando hay poca competencia de otros árboles frutales. Gracias a la frutificación escalonada del árbol, los frutos y semillas de Brosimum son fuentes de alimentos de fiables para las personas y para la vida silvestre.

La madera procedente del Brosimum alicastrum es de alta calidad, siendo utilizada para la construcción en general, gabinetes, sillas, platos decorativos, mesas, suelos domésticos y muebles finos. Con precios cerca de $ 3.25/pie tablar en los Estados Unidos, el tallo es una de las principales amenazas a la especie ya en peligro de extinción.

Las hojas distintas del Brosimum c. Ryan Dibala
Las hojas distintas del Brosimum c. Ryan Dibala

Los esfuerzos de restauración se han visto obstaculizados por la naturaleza recalcitrante de las semillas de Brosimum alicastrum. Las semillas no sobreviven los procesos de secar y de almacenar en frío y no se pueden almacenar con eficacia durante largos períodos de tiempo. Como tal, las plántulas jóvenes deben recolectarse en zonas de regeneración natural y se almacenan en bolsas de plantación para su uso posterior.

One thought on “El Árbol del Mes de Febrero: Brosimum alicastrum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.