Estudiantes en el Azuero Participan en la Eco-Feria del Mono Araña

Durante la semana pasada, el equipo del Proyecto Ecológico Azuero otra vez cargó sus carros y salió a la carretera, visitando 4 escuelas locales en igual número de días para enseñar a los estudiantes locales sobre la importancia de la conservación del medio ambiente como parte de la Eco-Feria anual del mono araña.

Estudiantes juegan El Bosque de la Suerte c. Ryan Dibala

A partir de octubre 21-25, en la cuarta edición de la iniciativa, los miembros de PEA visitaron escuelas primarias en Valleriquito, Oria Arriba, Los Asientos, y Nuario. Los estudiantes de las escuelas exploraron la importancia de conservar las áreas forestales y de proteger el hábitat del amenazado mono araña de Azuero, jugando una serie de juegos educativos, entre ellos:

  • Relevo Animal – Un juego de adivinanzas donde los jugadores aprenden a describir las características de las especies de la fauna local .
  • Mono Twister – Un juego donde los participantes hacen su mejor imitación del mono araña, aprendiendo sobre especies importantes de árboles frutales mientras tratan de no caer en un bosque que se achica más y más
  • El Bosque de la Suerte – Una versión de rampas y escaleras que explora cómo la deforestación y el restauración del ambiente afectan a la vida silvestre.
  • El Cazador – Un juego animado en que los estudiantes recogen tantas frutas como sea posible, mientras evaden al cazador que acecha a su hábitat forestal reducido
Recogiendo frutas en mono twister c. Ryan Dibala

En cada juego, los estudiantes aprenden cómo la deforestación afecta al medio ambiente y pone en peligro la subsistencia del mono araña de Azuero. Personal de PEA y voluntarios animan a los estudiantes a identificar los animales locales y las especies nativas de árboles y a considerar lo que ocurre con el mono araña de Azuero cuando su hábitat se vuelve más o menos fragmentado (por ejemplo, cuando alguien planta árboles para evitar la erosión o corta árboles para ampliar su potrero). Como parte del proceso, los estudiantes también aprenden cómo podemos ayudar a conservar importantes ecosistemas locales y hábitats de la vida silvestre.

Empezando con el mural en Oria Arriba c. Ruth Metzel

Este año, por la primera vez, los estudiantes también tuvieron la oportunidad de poner algunas de sus ideas sobre la restauración del medio ambiente en la práctica. El PEA proveyó fertilizante orgánico bocashi y docenas de plantulas, y estudiantes en cada escuela plantaron sus propios árboles, aprendiendo como cavar huecos, añadir fertilizantes orgánicos, y colocar correctamente las raíces de los arbolitos. Los estudiantes también aprendieron sobre la importancia de las especies nativas de árboles, con la plantación de variedades importantes como caoba nacional (Swietenia macrophylla), guabito cansaboca (Inga punctata), macano (Diphysa americana), cocobolo (Dalbergia retusa), laurel (Cordia alliodora), guanábana (Annona muricata), caimito (Chrysophyllum cainito), y el guayacán  (Tabebuia guayacan).

Sembrando arbolitos con cuidado en Nuario c. Juan Clay

Como parte de la iniciativa, PEA también organizó la proyección de películas por la noche en cada una de las escuelas, invitando a los padres y miembros de la comunidad para aprender sobre lo que hace el PEA y para mostrar lo que sus alumnos habían aprendido durante el día de actividades. Despues, se presentó la pelicula Fern Gully: The Last Rainforest. En la pelicula de 1992, un leñador se da cuenta del error de su camino, y ayuda a los animales de la selva a proteger su casa de una maléfica máquina devoradora de madera.

Para obtener más información sobre la Iniciativa Educativa del Mono Araña y otras oportunidades de educación, véase Educación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.