Estudiante de la Universidad de Florida Crea Mapa de Árboles en Azuero

Para estimar la cantidad de carbono contenido en estos paisajes, el equipo mide el diámetro y la altura de cada árbol mapeado en el estudio. Aquí Diógenes y Luis miden un árbol de Panamá (Sterculia apetala) muy grande, c. Sarah Graves

En junio y julio de 2013, Sarah Graves de la Universidad de Florida, realizó investigaciones de campo para crear un mapa de la cubierta forestal de la Península de Azuero, como parte del estudio de una maestría titulada » Remnant tree communities in dry tropical agricultural landscapes: Use of aerial and satellite imagery for species identification, biomass estimation, and forest cover mapping» (título en inglés).

El objetivo del estudio es cuantificar la cobertura arbórea de los bosques secos y húmedos tropicales degradados, la diversidad de las especies de árboles y los stocks de carbono. Esta investigación informará  la función ecológica de la comunidad de árboles dispersos y se puede utilizar directamente en las iniciativas de conservación y reforestación para proteger los ecosistemas naturales. Su estudio se realiza en colaboración con su consejera la Dra. Stephanie Bohlman de la Escuela de Recursos Forestales y Conservación,  la investigación de campo fue financiado parcialmente por el programa de Conservación Tropical y Desarrollo de Universidad de Florida.

Luis mide el diámetro de un árbol en una colina con vistas a un campo de arroz recién arado. Las medidas de diámetro y altura se utilizan para estimar la cantidad de carbono contenido en los árboles del paisaje de Azuero. c. Sarah Graves

De la Universidad de Panamá Lesly Oderay Candelaria  estudiante de pregrado, Jairo Batista miembro del personal de PEA, con Diógenes Ibarra y Luis Mensilla formaron el equipo que colaboró con Sarah en el trabajo de campo para este estudio. Durante el transcurso del trabajo de campo, Sarah y su equipo se centraron específicamente en la región de Venao y Oria Arriba en Los Santos, visitando fincas designadas para localizar, identificar y contar coronas de los árboles en el área de la muestra. También midieron el diámetro y la altura para calcular la biomasa. En total, se asignan más de 60 especies de árboles y más de 1.500 coronas de los árboles individuales.

Estos datos de campo se combinan con imágenes aéreas de alta resolución para desarrollar un modelo informático que puede mapear la distribución de especies de árboles y ayudar a comprender la diversidad de árboles en toda la zona. Imágenes aéreas fue proporcionada por el Observatorio Carnegie Airborne en la Universidad de Stanford. Sarah prevé que el análisis de imágenes y de los resultados de este estudio se completará en junio de 2014.

Acceso a las propiedades cerca de la carretera principal requiere un tipo de transporte más Panameña . Sarah monta un caballo alquilado de un propietario cercano para cruzar el río Oria y acceder a una finca remota. c. Sarah Graves

Este estudio proporciona información muy valiosa sobre la diversidad de árboles de Azuero y ayuda a informar a los esfuerzos del Proyecto Ecológico Azuero por apoyar la reforestación del bosque seco tropical en la región. Sarah mencionó que, «de mis conversaciones con los propietarios de tierras, es evidente que los agricultores comprendan temas como la deforestación y el cambio climático y son receptivos a los programas para aumentar la diversidad de árboles locales». PEA agradece a Sarah Graves y a la Dra. Bohlman por la oportunidad de colaborar en este importante proyecto.

Para aprender más sobre Sarah Graves, consulte la página de Colaboradores. Para obtener más información sobre las especies de árboles nativos, echa un vistazo a la base de datos de los árboles de PEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.